JMJ UNA EXPERIENCIA DE AMOR Y FRATERNIDAD.

Autor: Giselle

La Profesora Hilda y su Esposo Rogelio, tuvieron la alegría de recibir a tres peregrinos, de una de las Diocesis de Atlanta, Estodos Unidos, y nos comparten que Convivir con los peregrinos fue una experiencia maravillosa, ya que les permitió tratar a jóvenes de otras culturas, pensamientos,ideas, con otro idioma y sin embargo, esto no fue impedimento de comunicación. Aún con todas esas limitaciones en beneficio de un mundo mejor. El encontrarnos con una juventud que tiene presente la presencia de nuestro Señor en todas sus actividades y acciones, lo que nos demuestra es que la juventud no es sinónimo de perdición, libertinaje; sino que, ellos son la esperanza de un futuro mejor. O como dice el Papa Francisco: "Jovenes, ¡Ustedes son el “ahora” de Dios!